28 enero 2009

Manual Rapido para darte cuenta que tan patética sos. (Solo para mujeres - Hombres, pueden opinar)

Ok, iba a poner un titulo a esta entrada sumamente empalagoso y aplastado, pero la realidad es que me cabe la vuelta de tuerca que le estoy propinando al blog, (aunque tendría que ser más constante no?) así que no lo arruinaré ahora. Además volvió a firmar el Licenciado -palo- y eso es como un acontecimiento que quiero que se repita -indirecta- sumado a criaturas realmente interesantes como , mipersona, Tincho Ge., Modo Diox, Eric, Me. y Ja. que me hicieron sonreír un poquito en estos días. Gracias.

Para hacer catarsis en el día de la fecha tengo pensado hacer una critica constructiva a mi misma que será a muchas mujeres, porque chicas... ninguna zafamos.

Nota: A continuación ocho tips para darte cuenta, vos tontita que tan patética sos en el amor.
Eu, nada de notar que son hechos reales que la experiencia se olvidó de recordar.

Porque yo en el amor soy un idiota
(Manual rápido para saber que estás sufriendo -por si no te habías dado cuenta-)

1) El sufrimiento y el físico. Ya lo pasaste, sabes que estás en la encrucijada, sabes que tenes dos opciones: esperar o esperar, por esa puta costumbre de que alguna de las dos partes diga: "Dejame pensarlo/lo tengo que procesar/me agarras por sorpresa/dame unos días". Es entonces cuando somatizas. Todo te cae mal, te brotas hasta por el roce de las sabanas, adelgazas repentinamente en una semana todo lo que no pudiste en meses, los nervios pueden con tus uñas que tus dientes matan, notas que quedan algunos cabellos de más en el peine y paranoiqueas que hasta recibir respuesta quedarás pelada. En casos extremos hasta se te pone nervioso el periodo, pero no te das cuenta que desde que empezó todo no te viene o no tuviste tiempo para contar que hace veinte días estás indispuesta (Si hombres, se llega a ese extremo) Pero vos, como una piedra, nada de demostraciones, ni a tus amigas para no escuchar las mismas cagadas a pedos de siempre.

2) Mejor le echo la culpa a él. Cuando notas que ni con el cinto más pequeño podes sostenerte los pantalones y el médico te dijo que si no la cortas, la úlcera que se te formó, por los nervios que no dejan ni media hora cualquier alimento ingerido en tu estomago, no se va a ir, tomas conciencia. Pese que los síntomas no se van, depositas todo en el, comenzas tu perorata: ÉL tiene la culpa, ÉL es el fracasado, ÉL es el ciego, ÉL es el idiota que no te ve. No ve que pese a tus kilitos de más, tus malas mañas y tus caprichos existe una mujer con todas las letras el ÉL se pierde. Aunque no te alimentas porque los nervios ya son residentes permanentes en tu ahora esculpido cooerpo, alimentas tu ego y tus amigas que están re podridas de vos y tu historieta te ayudan a hacerlo: ¡Mamita, sos demasiado para él! Vayamonos de joda!

3) Mirá que jodona que soy... Si bien nunca lo hiciste e internamente te parece que no estás para esas cosas, buscas tu mejor escote, el push up más algo y la agenda telefónica que hace mucho titulaste: "Los de fin de semana." Tus amigas te banca, le sacan la sed a tu alma: emborrachándola. En medio de la noche cuando estabas a punto de descocar arriba de uno de los parlantes de Esperanto (donde nunca habías ido, es más ni siquiera te gusta ir a bailar, pero la ocasión lo meritaba) encontras a tu amigo Celular en la cartera a quien le diste de comer una tarjeta de 15 al comenzar la noche y no te resistís. No resistís la tentanción de escribirle. Te justificas con baratas escusas como "Si Eva mordió la manzana ¿porqué yo no voy a mandar un mensaje?". "Quisiera que estés acá conmigo" escribís, presionas Send y antes de que tus amigas se tiren arriba tuyo para impedirlo llega el aviso de entrega y sabes que hiciste mal. Ya pasado el "pedo mensajero", al ver que no te contesta viene el "pedo triste" ese que solo bancan tus amigas, sosteniendote la frente en tu llanto abrazada a cuanto ser sepa que estás mal.

4) La semana de la suplica. Después de la inminente borrachera, la culpa recae sobre vos y cada uno de tus actos, pedís disculpas por los mensajes de la noche del sábado, preguntas: ¿Cómo estás vos? y los mensajes empiezan a llover.
Todo lo que pensas tendrías que decir en la cara lo dice el maldito celular y todo lo que no queres leer llega en un SMS.
Empezas a odiar tu ringtone, así que lo cambias tres veces en el día, hasta que optas ponerlo en silencio para no escuchar nada más.
Se te nublan los ojos, tenes un nudo en la garganta y cansada pedís por favor, como una arrastrada...

5) Tenemos que hablar. Cansada del intermitente arrastre, no solo tuyo sino del teléfono que está podrido de caminar en vibrador sobre la mesa, intentas convertirte en una mujer madura y pensante. Llamas por teléfono y con la mejor vos que podes poner le impones, le ordenas sin aceptar un no por respuesta la frase clave: Tenemos que hablar.

6) ¿Para qué hacerse cargo de las cosas? Sabiendo que ninguno de los dos se quiere hacer cargo de las cosas que pasan, pasaron y pasarán, se encuentran en un lugar neutro para no poner en peligro la integridad psicológica de ningún conocido que caiga de imprevisto, pero hacen pelota sus propios orgullos. Vos que pensabas decirle todo lo que habías carburado en casi un mes en la cara y toda la furia que habías cargado mensajes mediante te convertís en un ser parlante que lo único que dice es todo lo que le paso a tus amigas en la semana... "y no sabes, mi prima se compro un caniche toy que es un amor".
Sin entender mucho, él tampoco quiere hacerse cargo de nada, esperaba tus gritos/llanto/suplicas en persona, pero con su mejor cara de boludo prefirió contarte una anécdota de cuando el abuelo tenia 10 años que era lo mejor que tenía en ese momento...
El "tenemos que hablar" no sirvió pa' mierda. Solo conseguis un: "Yo te llamo, un día de estos nos tomamos unos mates..."

7) Angustia oral. Esa noche, -que con esto de los cambios de horario es una tarde con un sol rompiedote la cara- cuando te encontras viendo "Diarios de una pasión" o "La boda de mi mejor amigo" o aún peor "Los diarios de Bridget Jones" con un kilo de helado, con las persianas medio bajas y con todas las ranuras que quedan abiertas alumbrándote, generando una imagen realmente lúgubre y patética, hermana eso quiere decir que tocaste fondo.
Intentas acostumbrarte a tu nuevo estado pero a partir de ahí toda tu angustia será acompañada por todo lo calórico que existente en tu casa, casa de amigos y conocidos sumado a un disco compilado de Sabina y Calamaro, para saber que todo lo patético de tu vida en las ultimas semanas lo sintieron otros antes... ¡y ensima ganaron plata poniendole música!

8) Se va el dolor. Llega otro amor. Ciclicamente, esta vida repite cada cosa sin que lo notemos. ¿Repetir el mambo es crecer o solo es vicio? ¡Marteses! ¿Están todos en pedo? ¿Piensan que si una sabe que la va a pasar mal hace lo mismo que antes? Si estás sufriendo ahora, despreocupate, cuando menos lo pienses aparece un artesano de por ahí que te convierte la vida y decidís irte al Bolsón con él a cultivar tu propio alimento y a tejer tu propio abrigo, o porque no un guardavidas fumón que hace temporada en Ibiza y te lleva con el a disfrutar de las mejores noches de juerga... o por que no...
Al final hay dos caminos, casorio u ocho etapas de sufrimiento... que ciclicamente se repiten...
Todo se supera... todo se supera.


O Como dice Drexler, todo se transforma. "Cada uno da lo que recibe..." o sea...
Mejor eso lo dejamos para otro día.

Gracias por llegar hasta aca gente. No todos acaban con algo tan largo. (Malditos cochinos, malpensados... ven que no se les puede decir nada!) Gracias a muchas amigas que alguna vez vi en minimo alguno de estos estados y/o bancandomelos a mi... ^^)

Haya Paz.
Sa.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

:[

Félix dijo...

"...sumado a un disco compilado de Sabina y Calamaro, para saber que todo lo patético de tu vida en las ultimas semanas lo sintieron otros antes... ¡y encima ganaron plata poniendole música!"

¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA...!

Esa última frase valió haber leído todo el post... Me hizo cagar tanto de risa...

No sé vos, pero la situación número tres, la viví exactamente al pie de la letra...Bueno, exactamente no, porque no me puse algo escotado pero sí el pushap, jajaja...

No posteás seguido, pero son posteos de calidad. No son como los míos regulares, pero una cagadaaa... :P

Besos Reina.

Me! dijo...

Había escrito un post re lindo y se me desconectó...:S
El punto 4 me mató!! eso de silenciar el celular para que el corazón no te de un vuelco es una gran verdad. Aunque después leas el msj y es tu viejo...
Y el punto 8 es muy bueeeeno jeje..En realidad todo el post está bueno..y bueno, está bien...el blog también! jaja
Me sentí muy halagada! Gracias! A mi también me gusta leerte...por más raro que suene...jeje
Besos!!!!

Syan dijo...

jajaja, despues de leer.
soy una idiota!, si, ese fue el veredicto por gran mayoria.

Muy bueno (y por sobre todas las cosas, muy cierto) lo q escribiste!

Y gracias por lo q pusiste en mi blog, en serio

Besotes

Lu

Lancha dijo...

SA!! Y pensar que yo creia que escribia mucho...!!
Para cuando el libro?? voy a reclamar un ejemplar para chile!
besos
lancha

Anónimo dijo...

sos un idiota a vos te digo que escribis idioteces todo el dia, que en la vida real no sos mas que un pobre nadie que necesita hacer esto para sentir que es algo importante, comprate una vida y una personalidad....

Se ha producido un error en este gadget.