22 noviembre 2008

Esta Canción en mi vida...

Está Canción en mi vda, debo admitir que la tome prestada hace mucho tiempo del Nuestro Querido Perro Monedero...
El Perro Leo en el poco tiempo que estuvo dando vueltas por mis días sin dudas me enseño mucho. En estos días que el lavarropas mental es tremendo, está ayudando a admitir muchas cosas.
La cosa linda de esta vida, al final de cuentas resulto ser la sinceridad. Saberse muy tranquilo de demostras hasta las tripas la vulnerabilidad... que palabra complicada che!

Los dejo con el Perro.


No trates de entender, las cosas pasan y no tienen remedio.
No juegues a
vencer los miedos que te acosan por dentro
No mires el reloj si igual todo se
nos muere en el tiempo
No intentes escapar corriendo que te quedaras sin
aliento.
La vida sigue igual, como una Venus si pasa y se burla de
vos
Pasa y se burla de mí y sabe todo lo que te quiero
decir
Cuando no tengas donde estar, cuando no tengas donde
ir
Quédate en mi… quédate en mi.
No quieras descifrar
lo que hay en mi evitemos la ciencia
No dejes de reír que
sale el sol y se aleja la niebla
No mires hacia atrás que el viento se
encargo de borrarnos las huellas
No pienses que está mal
sentir amor, es mejor que sentir vergüenza…
La vida sigue
igual, como una Venus si pasa y se burla de vos
Pasa y se burla de mí y sabe
todo lo que te quiero decir
Cuando no tengas donde estar
cuando no tengas donde ir
Quédate, en mi… quédate en
mi.

Perro Monedero. "Quedate en mi"

Haya paz.
Dame Paz por favor.
Sa.

18 noviembre 2008

Si je dis ce que le ne veux dire....

Si yo digo lo que no quiero decir, ellos me liberaran. Ellos, ¿quienes serán ellos?


Ils vont me libérer...

Si je dis ce que je ne veux dire, ils vont me libérer...

Los Sentimientos, me liberaran sin dudas.
La vulnerabilidad en la que uno se encuentra, dejar el alma, el corazón, la vida en una bandeja de plástico (porque no llego a la de plata ni en pedo), lista para ser devorada por el mundo del exterior... para sufrir algunos días más y volver a la normalidad, a la monotonía, a que la domesticación del Zorro se termine.

Je suis domestique mon amour... pero pronto dejaré de estar domesticada porque esto se terminará.
Eso de que uno se acostumbra al recorrido del Colectivo, alguna vez hable de eso.
Uno se acostumbra a que el colectivo pasa al mismo horario a diario, uno camina hasta la parada apurado porque la modorra venció al despertador dejándonos esos "cinco minutos más" en la cama para tomarnos el colectivo de más tarde... casi a diario, peleando con el tiempo. El colectivo toma el mismo recorrido, pasando por la misma esquina, doblando un poco más allá, llegando a la costa para resplandecer mientras los pasajeros pueden disfrutar el mar en su plenitud. Encontrar sobre ese micro la misma hermosa sonrisa de colectivo... ¿Quién no se enamoró alguna vez de alguna sonrisa en el colectivo, de algunos ojos en los pasillos, de unas manos a través de un mostrador? y desafió al destino y lo burló, perdiéndose en los "cinto minutos más" para volver a tomarse el colectivo de más tarde para encontrarse con esa sonrisa.
Se acostumbra uno a eso... se domestica, sabe que llegará tarde, sabe con quien se encontrará en el micro, sabe que esperara que la sonrisa le sonría y sabe que indefectiblemente el mar estará ahí en el mismo lugar.
Pero un día el colectivo cambia de horarios porque empezaron las vacaciones y ahora hay que cumplir con las necesidades de los turistas. Por más que la modorra nos venza, el colectivo no es el mismo, ni el colectivero es el mismo, y la sonrisa no está más fresca y radiante para sonreír.
Uno busca por un tiempo la sonrisa en todas partes, pero se da cuenta que no está más y la extraña y melancoliza por unos días hasta que aparece una sonrisa nueva o hasta que el colectivo vuelve a sus horarios normales...
Pero pasado el tiempo, la sonrisa tal vez, no tenga el mismo significado que antes...
El único que sigue ahí es el mar... inmenso y profundo mar.
Por eso si digo lo que no quiero decir, los sentimientos se liberaran y quizá por un tiempo extrañe la sonrisa, por otro tiempo la busque y luego cuando se vaya del todo la recordaré como algo hermoso, que ya pasó.
No pierdo la esperanza de que este bondi no cambie nunca de recorrido... y que ante mis palabras, esas que diré aunque no quiera decir, mediante pasen los días las cosas volverán a la normalidad...
Soñar...
Volar...
Soñar...
¿Vamos al Bolsón?
Espero que mi bondi me entienda y sepa que quiero que todo siga igual...
Haya Paz. (yo quiero un poco, estoy cansada de pensar)
Sa.

16 noviembre 2008

Lo queres, Lo pedís... Lo tenes.

Para que el mundo Blogger entienda... Aquí les presento:
UN VIAJE DE LA OSTIA (en el Reino de los Porteños)



Acá pueden ver como dos hombres se hacen los interesantes ante la camara
Este es retrato fiel de dos laburante de ley!

Concentrado en el trabajo hasta la medula



Estás son caras de intensos trabajadores.




Por supuesto, nuestro lugar de creación fue la casa de Kenneth Ross.




Y este fue, el primer capitulo de lo que he llamado: UN VIAJE DE LA OSTIA (en el Reino de los Porteños)

Haya Paz.
Sa.









03 noviembre 2008

Fui, saque fotos, los enloquesi y volvi.

Eso es todo amigos...



GRACIAS!!!



No tengo más palabras que decirles: La Utópia, no es tan lejana...
Sa.
Se ha producido un error en este gadget.