31 octubre 2008

Yaaaa me voy.

Yo les voy a decir una sola cosa: Soy una terrible, insoportable y maniatica mujer ansiosa que vuelve loco/a a todo ser que se pase ante mi persona. Aduff.


Yo les voy a decir una segunda cosa: ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh (grito -ahora silencioso -que pegare mañana por la tarde!

Yo les voy a decir una tercera cosa: Preparense que voy a sacer muchas fotos y voy a ser insoportablemente molesta... ^^)

En fin nada...
Yo les voy a decir una ultima cosa: HASTA MAÑANA!!



Haya paz.
Sa.

23 octubre 2008

Pretenciones de una Reina.

Queridos Plebeyos:
Esta es mi primera aparición en el mundo Blogger. Me tenían encasillada en el flog coño, ese antro con esos raros peinados nuevos y bailes mata cucarachas, pero pude escaparme de la prohibicion Sabrynesca para entrar en esta nueva y maravillosa vida llena de letras, acá me encontráis, con un té de Peperina en la mano con dos negros que no dejan de avanicarme... ¡pero que no dejéis de avanicarme coño que tengo que quedar bien con esta gente!.
Mi visita hoy aquí, no es más que para comentarles la verdad de la milanesa... Añadeis dos huevos, una pisquita de sal, ajo -si le quitáis el tallo mejor para no repetirlo-, perejil, pimienta y dejáis macerar la carne algunas horas. Error, me he desviado de lo que aquí interesa realmente.
Pues, tengo una importante misión en apenas ocho días. Algo impostergable y tendré que arribar en la Ciudad Capital y alrededores, Reino de vuestros conocidos amigos Licenciado (Capital), Músico, Caminate de Respuestas (alrededores, solo por ser del con urbano) para acabar con toda está perorata de que Cumbio es el único ser de la Internet que hace negocios. Pues no Carajo, iré a hacer negocios con los jóvenes por allá, y por una cuestión protocolar pasare a enumerar las pretensiones que tengo como Reina y que espero vosotros respeteis.
Están redactados por un plebeyo que encontré por aquí, porque la verdad no me vienen ganas de seguir esta paparruchada.
Debierais cumplir o cortaré cabezas!!

Pedidos de esta paparula:

  1. Reina del Delirio pide, al séquito del Jefe de Gobierno para hacer sus mandados y para cumplir sus caprichos.
  2. Reina del Delirio pide en bandeja de plata 500 monedas de chocolates ordenadas en forma de una gran moneda de chocolate y con un centro de gallinitas de azúcar.
  3. Reina del Delirio pide que la población porteña durante la visita de la misma se vista completamente de naranja con detalles en azul.
  4. En presencia de la Reina todas las frases deben comenzar con Oiga/Eu y finalizar con Carajo.
  5. En presencia de la Reina no podrán nombrarse traumas de su infancia como ET, pero podrán referirse a cosas que le causan ternura como los R2D2.
Sin más que decir me despido y los dejo con esta mamerta que me está rompiendo con lo que digo.

Habla Sa.
Solo pido disculpas por esta feliz que habla pavadas.
Yo iré a supervisar.
haya paz!

Estoy contentuda.
Sa.

22 octubre 2008

Esta Canción en mi vida..

Con la frente Marchita es una canción realmente hermosa... pero tanto Andrés como Joaquín tienen un efecto magnifico en mi... están hechos para ayudarme a llorar.
Este tema, ya sea en Buenos Aires, Mar del Plata, Madrid o Katmandú, siempre alguien se molesto, o ayudó a recorrer calles...

Sentados en corro
Merendábamos besos y porros
Y las horas pasaban de prisa
Entre el humo y la risa
Te morías por volver
Con la frente marchita cantaba Gardel
Y entre citas de Borges,
Evita bailaba con Froid
Ya llovió, desde aquel chaparrón hasta hoy
Iba cada domingo a tu puesto del rastro a comprarte
Carricoches de miga de pan, soldaditos de lata
Con agüita del mar andaluz quise yo enamorarte
Pero tu no querías más amor que el del Río de La Plata
Duró la tormenta hasta entrados los años 80
luego el sol fue secando la ropa de la vieja Europa
No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás
sucedió

mandame una postal de San Telmo, adiós
cuidate

Y sonó entre tu y yo el silbato del tren
Iba cada domingo a tu puesto del rastro a comprarte
monigotes de miga de pan, caballitos de lata
con agüita del mar andaluz quise yo enamorarte
pero tu no tenías otro amor que el del Río de La Plata
Aquellas banderas de la patria de la primavera
a decirme que existe el olvido esta noche han venido
Te sentaba tan bien esa boina calada al estilo del Che
Buenos Aires es como contabas, hoy me fui a pasear
Y al llegar a la Plaza de Mayo me dió
por llorar y me puse a gritar dónde estás
Y no volví más a tu puesto del rastro a comprarte
corazones de miga de pan, sombreritos de lata
Y ya nadie me escribe diciendo no consigo olvidarte
Ojalá que estuvieras conmigo en el Río de La Plata
Y no volví más a tu puesto del rastro a comprarte
carricoches de miga de pan, soldaditos de lata

Con la Frente Marchita, Joaquín Sabina

21 octubre 2008

Patrañas!

ODIO el dinero que me limita.
ODIO que seguir escribiendo cartas a la nada
ODIO que posiblemente vuelvas a ser fruta...







los extraño.
Sa.

haya paz.

Y TENGO UNA EXPLICACIÓN COHERENTE DE PORQUE ESTOY
ODIADA ANTE ESTA TRES COSAS. ASI QUE NO ME DIGAN PAPARULA, DELIRANTE Y DEMÁS
YERBAS.

06 octubre 2008

Saben que extraño?

LA PLAYA!


Tirarme en la arena sin importarme nada más que el agua que queda en el termo, el sonido de las olas chocando contra las rocas y un poco el murmullo de ciertos perdidos que solo encuentro en verano...
Llegar en bici muy tempra, bajarla casi a los tropezones por la escalera y odiar caminar hasta la orilla con ella, darla vuelta para que no se caiga ni se llene de arena y colgarle lo que me voy sacando en las ruedas empezando por el short y después la remera. Dejar las ojotas a un costado, acomodarme la malla del culo, y caminar hasta la orilla para volver a putear está vez por lo fría que está el agua. Volver al lado de la bici. Extender la lona que es una ciencia. Con diferentes pasos:

1) Uno la sacude del bollo que quedo en el morral el día anterior.

2) Levanta los bracitos con la lona bien en alto y por un efecto bandera ve para que lado está el viento y de paso le hace seña al amigo que mira desde la calle buscando la ubicación del grupo.

3) Se coloca con la cara frente al viento y deja que la lona se le pegue al cuerpo.

4) La parte mas difícil es enganchar con la puntita de los dedos gordos las puntitas de la lona.

5) Uno de un saque sin soltar los dedos de los pies de las puntitas de la lona se arrodilla en la arena con la lona en el medio entre la arena y las rodillas.

6) Ahí es cuando tiene que respirar profundo, estirar los brazos hasta la altura de las orejas con las puntitas de la lona entre los dedos pulgar y mayor y tirarse de pechito contra la arena… chicas cuidado con las bubbies.

7) Una vez que uno se encuentra en el sopi, los brazitos bien pueden servir de almohada para efectuar el “susupirolugarenelmundo” que consiste en un: -ssssssssahhhhhhhhhhhhh… sssste sss mi lugar en el mundo.-

Yo puedo pasar el día así, variando la pose espada, frente, espalda, frente. Cuando el calor no se soporta más otra vez a la orilla… putear nuevamente por lo fría que está y volver para efectuar la maniobra de la lona otra vez.

Ver llegar a los amigos, a los mismos baqueteados turistas de todos los años, a Mabe –la mama de uno de los tantos desaparecidos del barrio- que siempre anda con lo justo para satisfacer nuestras necesidades playeras puesto que solo nos basta con el termo y la lona pero ella siempre anda con termo, lona, galletitas, agua, jugo, frutas, sillita y no se cuanta cosa más que solo ella puede llevar a la playa, a Fede el Churrero que nos dejaba los churros al costo porque era amigo y que se lo reconocía en todo el barrio por su genial sombrero de paja.

Cuando era peque vivía en el agua, pero cuando pasaron los años y empecé a ir con amigos a joder el hecho del agua era cuando hacia muchísimo calor, cuando jodiamos guerreando con arena.

La excusa perfecta es el mate… el mate con caracoles en algún momento fue nuestra especialidad… viejas épocas.

Extraño la playa. Volver de noctambular, dormir una siesta en la arena despabilarse con un chapuzo y volver a la lona, al mate, a los biscochitos Don Satur y a tejer macramé con los hilos atados a la ojota.

Saber que falta poco para irse y meterse al agua igual y que después el short se pegue en las pompas y la remera sea una mancha de sal. Poner las ojotas en el manubrio de la bici y putear hasta llegar a la escalera. Subir con la bici al hombro y volver caminando en patas por las calles de piedritas acostumbrados a los pies maltratados por la playa cada año más llena de conchas.

Extraño la playa de la tarde noche cuando no queda nadie y es el momento más lindo.

Extraño a ese grupo humano que durante los veranos de mi adolescencia más precoz estuvo a diario en mi vida.

Se acercan esos días, no se quien estará y quien no, pero guardo la ilusión de que este verano sea como aquellos años.

El mensaje de Albert

Playa. Casi las siete. Diez horas atrás llegaban con la intención de pasar un día similar al resto: amigos, mate, historias, mate, siesta en la arena calentita, mate y biscochitos.

-Este es mi lugar en el mundo. –dijo Juan Manuel levantando apenas el rostro que segundos antes tenia entre los brazos que boca abajo le servían de almohada, para mirar las olas.

Todos suspiraron al unísono. El sol aun pegaba y el balneario seguía lleno de sombrillas y esterillas.

-Estos están locos, hace 2 horas que no salen del agua.- Dijo Ani sentada en la arena tejiendo una pulsera en macramé con los hilos atados al dedo gordo del pie. Y continuo: -tengo el culo lleno de arena, cada verano mas gruesa la arena acá eh…

Maty comenzaba a discutir la primera frase de Ani cuando Albert lo interrumpió:

-¿A ver como esta tu culo lleno de arena?

-Sos un tarado- dijo aplicándole un correctivo en la nuca. Y Maty siguió:

-Lo que pasa Ani es que vos no entendes un carajo, nunca te subiste a una tabla, no sabes lo que es una ola y ¿como no traje la tabla?... Mira las olas que hay…

-Maty, sabes lo que te pasa a vos… no la traes porque sos una vergüenza, estas re baqueteado boludo, estamos viejos ya. Mírame: mi lugar en el mundo es este ahora, no las olas.- lo gastaba Juanma. – además estas a 5 cuadras, anda a buscarla… y haceme reír un rato.

-Che, dale anda a buscarla y de pasadita te llenas el termo, estoy muerta de hambre.- le pidió Sole.

-Jodete por larva y por no ir comer algo.

-No me digas así Juanma, te pedí que le dijeras a mi vieja que me mande algo y ni pelota.

-Ya te dije que no estaba nena… además yo no soy tu mulo.

-Dale Maty… llena el termo, o anda hasta la YPF y decile a Naty que te deje un termo y unos biscochitos y después se lo pago –casi rogando Sole convenció a Maty, tomo el termo de acero inoxidable todo abollado y se perdió entre la gente. Lo divisaron 3 minutos después cuando había subido las escaleras y se encontraba en la bici senda.

-¡MATIAS MULO! ¡MATIAS MULO! –le gritaba Juanma.

-Dejalo boludo, que le va a dar vergüenza y se va a volver, y Sole no es la única que quiere unos mates.

-Ani, te morfaste la vida en casa.

-Si pero eran las 12 del mediodía, van a ser las 8.

-¿Ya? – dijo Albert que parado en puntitas de pies y mirando como si buscara algo.

-¿Qué buscas nene?

-¿Alguien se dio cuenta como creció la nena del Chino del verano pasado ahora? ¿Juanma la viste?

-No te hagas el vivo que el Chino te va a cagar a trompadas cuando vayas a comprarle. Y como no la voy a ver ¿no te diste cuenta las tetas que tiene?

-¡Son unos desubicados los dos!

-Che ¿y Maty?

-No se te va a perder Sole… y cuando vuelva deja de mirarlo así que lo vas a ojear.

-Ni se te ocurra decir nada cuando este acá… te mato. Juro que te mato.

Pasada media hora y el reloj llegando a las veinte-veinte Soledad miraba las escaleras vigilando la llegada. La gente se retiraba cansada y los mas chiquitos lloraban por quedarse: ¡un ratito mas mami por favor! Juanma seguía en su lugar en el mundo y al lado Ani luchaba con los hilos enredados. Comenzaba la hora de paz. El momento que a todos les agradaba más que el resto del día.

-Ves que sos un cagón… no te animas con la tabla. Trajiste la viola, dale tocate algo que con eso sos un grande.-dijo Juan Manuel que se sentó en la arena ante la alegría de Sole al verlo regresar con el termo y el paquete de biscochitos gritando un al fin que escucho medio balneario. Con las tablas bajo el brazo aparecían Fede y Andrelo comentando las tremendas olas.

-No Juanma, llegue hasta acá con la tabla y estaba re plancha, así que me volví. Además me había olvidado los biscochitos. Se los compre al Chino al final. ¿Vieron lo buena que se puso la nena del Chino?

-Otro desubicado más… tiene 14 años che. No jodan.

Con el termo en su poder, se armo la mateada. La guitarra quedó a un costado en su funda con las tablas secándose con el vientito que empezaba a levantarse. Silencio absoluto. Después de 12 horas de playa no había mas historias que el dialogo cotidiano.

Solo se escuchaba el fin del mate. Las olas. El silencio.

Albert, hombre de pocas palabras seguía parado ahora mirando la inmensidad del mar. Miro a todos y con un suspiro profundo pronuncio unas palabras que hicieron que todos le prestaran atención…

-Buenooo…. Como dijo mi abuela….

Quedaron todos expectantes, lo que se venia era profundo, las palabras de las abuelas siempre lo son. Fue un momento de silencio total. Hasta las olas se callaron y concluyo:

-Váyanse todos a la Concha de la Lora.

Final.

Haya paz.

Sa.

04 octubre 2008

Hombres de mi vi.

¿Qué es lo que tienen los hombres de mi vi, para ser los hombres de mi vi?

Desde mi padre, Alito es el mayor hombre de mi vi, por ser papá y por demostrarme las pautas
que debe tener un hombre para pasar a ser un simplón macho con cosas colgándole entre las patas a ser un amigo, a ser un hombre de mi vi.

Creo que por una cuestión de “hijaunicasgo” siempre desee y me busque hermanitos mayores, pero ninguno hasta ahora pudieron convertirse en hombres de mi vi…

Se, que será una “felicidad”[1], una cursilería, una paparruchada lo que voy a decir… pero tres grandes amigos se convirtieron sin querer o queriendo en importantes hombres en mi existencia por pequeñas o grandes cosas.

Principalmente, queridos debo admitir algo: Estos tres hombres sobre todas las cosas me cumplen los caprichos, mis pequeños y molestos caprichos! Y eso, he de admitir también… me alegra.

Gracias por los caramelos comprados, por las visitas al más allá donde se llega con pasaporte, por los proyectos incluidos, a incluir y por aceptar. Gracias por las galletitas, por los mates, por las charlas eternas a través de un fucking monitor, por los parches, por los viajecitos hechos, por las caras, los gestos, los micrófonos, las canciones, la paparruchada, la japineria, las cartas, la bombonada, por futuros cumpleañitos, por prontas letras, por prontos viajecitos, por los libros, por los asesinatos, por todo… y muchisimo más.

Si hoy me pinto la boludes… ¿y?

¡Pero me hacen feliz amigos!

Los quiero, a los tres.

Haya paz.

Sa.



[1] Palabra muy utilizada por un gran amigo. // Según el porteño Japino término campesino que solo por estos pagos utilizamos.

03 octubre 2008

Apuestas.

Digamos que alguien hace un trato idiota. Por ejemplo alguien está podrido de la naranja, porque la naranja lo convierte en naranja y en un ser totalmente dominado por otras narajas. Las naranjas le dan muchisimo placer pero aun asi esa naranja diferente decide renunciar por cinco meses a ellas. Se imaginan, que justo llega la temporada de naranjas y todo a su alrededor son relucientes y estrepitosas naranjas, de jugo, de ombligo, en ensalada de frutas y condimentando otras verduras.
Naranjas por doquier.
Pero aun asi, decide renunciar a ellas con el fin de librarse por un tiempo de los problemas de ese color. Por cinco meses, del 1 ro de Octubre al 28 de noviembre seguramente nos tape la boca a todos y no pruebe una sola naranja y terminemos pagando la apuesta.

Me acuerdo que la apuesta más bizarra la levantamos con mi vecino poco antes de que se muriera el papa... Apostamos la chocolatada del sábado y perdi.
La apuesta más boluda, fue cuando aseguraba a muerte que J.A. significaba Juan Arturo y no Juan Alberto como ya todos sabian, volvi a perder la chocolatada pero esa vez llevaron las pepas.
Gane una docena de facturas de la Boston y nunca me las pagaron.
La primera vez que entre al casino no entre a apostar. Entre crota como lo estoy cada verano con mis pañuelos y mis cosas colgando y me querian sacar. Iba a comprar una entrada para el Kitboxin y el sr de la puerta me llevo hasta la ticketera del brazito... Fue genial.
la segunda vez que entre al casino dispuesta a jugar recorri todo y dije: esto es una papparruchada, gaste la plata en un helado.
La unica vez que fui al bingo las viejas me cagaron a pedos por reirme...
Las apuestas... ¿sirven para ver que tan lejos se puede llegar?

Tengan paz.
Sa.

01 octubre 2008

Segundas Partes

Cuando fui a ver la sexta parte de Rocky al cine con mi viejo, me quise morir... ¿A quién se le ocurrió que el regreso de Rocky iba a ser un golazo? Con papá humildemente habíamos esperado la peli, porque las vio a todas por el cine viste, en los estrenos y todo, entonces esta sexta parte no podía ser distinta.
Recuerdo que fuimos con mi vecino, en la camioneta - todavía teníamos la F100, faa fue hace una tanda- contaba casi emocionado que está seria la sexta vez que vería un estreno de Rocky, con la diferencia que todas las veces anteriores las había visto en el cine - inexistente actualmente- de Pilar, y está vez sería 400 kms más acá.
La cosa es que en medio de la película nos dimos cuenta que seria un fiasco... de hecho para nosotros los fue. Con Juanma nos entretuvimos revoleando mentitas por ahí, mientras que Rocky se entrenaba arduamente...
En mi opinión, creo que las segundas partes no son buenas... las continuaciones por lo general son una trillada muestra de querer sacarle el jugo a un personaje que tal vez se hubiese convertido en leyenda...
Yo no se si esto se trata de una segunda parte, pero me da miedo de que la primera parte no haya concluido y que luego junte lo de antes y lo de ahora...y PUMBA! una historia larga.
Eso me da terror.
Me voy a ver Titanic, es larga una sola y ya me se el final asi que es más pochoclera que nunca.
Tengan Paz.


Sa.
Se ha producido un error en este gadget.