25 julio 2008

Una vida abrazada a tu vida

Resfriada, cansada y en un patético estado febril, me tire un cachito en la cama… y cuando desperté, la angustia se mezclaba con un toque de ilusión. Al final, me doy cuenta de que odio estos sueños.

Cerré los ojos y al despertar fuiste lo primero que vi. Tenías la boca roja y me sorprendiste encontrándote durmiendo a mi lado. No supe si era real o si seguía soñando. Durante algunos segundos pude mirarte a gusto… recorrí tus cejas y las pequeñas líneas que se dibujaban alrededor de tus ojos. Tu rostro relajado al dormir ocultaba al manojo de nervios que soles ser despierto. Toqué tus labios y apenas mis yemas te rozaron, me miraste:

-Dormías tan lindo que no quise despertarte- me advertiste en un silencioso murmullo- tu vieja me abrió hoy temprano cuando se fue.

Cerraste los ojos, dejaste que te tape y tomaste mi cintura bajo las sabanas. Mientras que con una mano tomaba la tuya, con la otra seguía recorriéndote el rostro, tus ojos suaves y tristes y tu pelo que se adaptaba a las formas que a mi mano se le antojaba. Sonreías dormido y me hacías feliz teniéndote a mi lado.

Podía morir en ese instante y me bastaba.

Tan relajado, ni percibías mi sentir. Pasabas tu brazo por mi espalda, me acercabas a vos, oía tus latidos coordinándome los míos, tu tibio aliento en mi boca y tus piernas abrazando mis piernas. Rozando tu pie por mi pie, y una de tus manos al limite de mi sexo. En un nudo incomprensible éramos uno mientras vos ni cuenta te dabas y mi alma lloraba de pena, extasiándose, excitándose en una escena tan sensual como inocente.

El despertador nos regreso a la realidad, vos saliste del sueño y yo de la ilusión de quedarme una vida abrazada a tu vida…

¡Odio soñar así! Porque después hecha un racimo de pelotudismo escribo esta clase de cosas.

Me duele el oído cuando me atraganto de aire… es como que lleno la garganta y quiero pasar todo el oxigeno junto, pero se traba y me hace sentir morir del dolor.

Cuando uno enferma, delira… y no es de los mejores delirios que me agradan.

Intento callarme.

Tengan paz.

Sa. (¿Intento de Reina?)

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.