29 julio 2008

Una Charla de Café.

¿Quién no intentó solucionar la vida en dos horas, delante de otra persona café/cortado/té de por medio?

Muchas veces nos damos la cabeza contra la pared, vemos que no tenemos oportunidades de encontrar la formula de la felicidad y es entonces cuando nos limitamos a contarnos la vida. Nos emocionamos, se llenan los ojos de lágrimas angustiosas, pero al mismo tiempo nos alegramos de poder compartirlo.

Otras veces, nos ilusionamos… planeamos, conjeturamos traiciones y vemos como vengarnos.

Ella, Gisele N. R. C., morfológicamente superior es con su mitad de cabeza rapada, sus bolcegos y sus redes es una antítesis a mis chalinas, mis rulos y mis morrales bolivianos… pero aun así, somos tan parecidas…

Si lo somos… no en lo que decimos, si en lo que pensamos… en lo que nos pasa y en como llevamos algunas cosas diarias. Y extrañando a algunos de los integrantes de nuestra familia Sozoco, juntamos nuestras fuerzas para reírnos de ellos y de nosotras mismas.

Gracias pequeña, por esas eternas charlas de café.

10 puntos clave en una charla de café:

  1. ¿tiene sector fumadores?: ¿no? Hasta no encontrar uno con sector fumadores no paro, sino nos vamos a Oxsaca[1] por más que estemos a 40 cuadras (si… lo hemos hecho…)
  2. días de la semana durante el primer cuatrimestre del año:

Lunes: día trágico. 10 cigarrillos más de lo normal.

Martes: día después del día trágico: té de tilo.

Miércoles: aburrimiento: un café, un te, un tostado, una coca. Me traes mi coca que te pedí hace 1 hora? Mi coca!! Quiero mi coca! Disculpa, ¿le podes decir a tu compañero que me traiga la coca que le pedí hace 1 hora y media? ¿y mi coca?

Jueves: día largo: tengo 1 hora 45 para comer, tomar un café y si queda tiempo chamuyar al mozo.

Viernes: el café se libra de nosotros… no cursamos.

  1. crisis de amores.
  2. crisis de amigos.
  3. crisis de amigos que son, fueron o serán amores…
  4. no tener ganas de ir a cursar…y es más: no hacerlo y quedarse en el café.
  5. encontrar a la profe de gramática en el pasillo para darle: a) una citación de ANSES para que la corte ya con eso de que todavía puede dar clases; b) un palazo… pero eso quedaría a cargo de Gisele N.
  6. las tetas, son una gran paradoja.[2]
  7. la invención de anfiteatros por los chilenos.
  8. el perfeccionamiento de los anfiteatros chilenos, por los judíos.[3]

Ante alguna duda de los tópicos tratados en la charlas de café, consultenos.

Tengan Paz.

Sa.

Nota: por favor, no dejen de entrar en los enlaces que tal vez encuentren un poquito de risas.



[1] Oxsaca: café, bar, segundo hogar de los Sozocos, set de filmación de telenovelas, lugar de estudio, de mozos sexis, en la esquina de Peña y Funes, frente a la UNMDP.

[2] Pronto procederemos a explicarle porque es una gran paradoja.

[3] ACLARACIÓN: No se trata de ningún tipo de despectivísimo… simplemente es una teoría de café.

28 julio 2008

Maternidad

Creo que tengo un grave problema con las damitas que pretenden a mis amigos… tenemos… no hablo por mi sola al decir esto.

Me pasó varias veces ya, en casos distintos que hubiese matado por defender a mis amigos cuando una yegua se interpone de mala forma haciéndolos sufrir cruelmente.

Las mujeres somos complicadas de por si. Nos hacen algo y victimizamos hasta el cansancio sin tener un punto medio: nos encerramos y lloramos o nos vamos de joda loca, comemos en exceso o no comemos de angustia, no dejamos que nadie nos ayude o le contamos a medio mundo el problema para que nos lo solucionen, lo ignoramos hasta que nos busca el o le escribimos un mensaje cada treinta minutos rogando respuesta. Pero…somos mujeres y tenemos permitidas por alguna regla no expresa que podemos ser patéticas en este sentido. Algunas lo demuestran mas, algunas menos, pero todas sentimos morir de amor en algún momento… ¿o no?

En el caso de los hombres, tienen algún tipo de precepto que nos les permite alardear mucho con respecto a sus sentimientos… por orgullo supongo ¿los hombres no lloran?

Las pelotas… es inmenso el odio que me da lo yeguas que podemos ser… me incluyo porque nadie esta exento de nada. Ellos, siendo los buenos de la película se convierten en unos pollitos mojados, indefensos, chiquitos y dándonos esas ganas de apachacharlos, o de cagar a trompadas a las turras.

Ahí, es cuando sale el lado maternal que solemos tener las amigas. Tranquilizar, cagar a pedos, y dar los empujoncitos de aliento.

Alguna vez alguien se percato que es una de las primeras marcas maternales que demostramos las mujeres. Las muñecas, las mascotas, los amigos… no es que compare a los seres inanimados o con animales… es la forma en la que los tratamos.

(de una charla en Alfonsina con Gi N.R.C.)

Como detectar a un amigo que sufre por amor:

Utilizan en un tiempo impensablemente corto los mecanismos de defensa conocidos y expresan patologías que sobrepasan la paciencia de cualquiera, menos a las amigas…

Idealización: la mujer de sus sueños, la única, la más hermosa y la que nunca haría nada para lastimarlo. Esta bien, me cago con otro pero no lo hizo de mala, sino que lo hizo para demostrarse a si misma que a mi me quiere mas, y yo la perdono porque ella es la mejor.

Negación: ¿Qué me cago? No, me parece que te equivocaste de persona, yo nunca te dije nada de que ella me había cagado con Pepito el almacenero y que me dejo por el.

Intelectualizacion: no, porque yo se porque lo hizo. Ella me cago porque bla bla bla bla bla bla (explicación de 3 horas) y me parece que tiene razón.

Proyección: es una hija de puta! Tiene la culpa de todo y cada uno de nuestros problemas, yo siempre hice lo mejor y ella lo peor.

Introyeccion: los hombres no lloran…. Buaa!! Me cago…. ¿Y que voy a hacer ahora?…

Regresión: basta… vida nueva, salgo de joda, me empedo, me curto a cuanta puta se me pase por enfrente total...




Nota: no tengo la puta idea de psicología, solo transcribo lo que dice mi carpeta de Contexto APM y pongo los ejemplos… empíricamente comprobados.

25 julio 2008

¡Detesto los mensajes de testo… si de testo!

Se que casi no tengo crédito… malditos SMS…

Mi contador de mensajes en este momento marca:

Mensajes Enviados: 5201

Mensajes Recibidos: 7798

En un año y medio en promedio recibí 15 mensajes de los cuales en promedio también conteste solo 10, es decir que deje con la intriga a mas de uno, tal vez solo me enoje y no quise contestar, o me quede sin crédito.

Ahora, se que me quedan dos mensajes, unos 56 centavos, de los cuales la empresa de la que soy cliente hace mucho solo dejara usar 20 y el resto los dejara en el limbo hasta que cargue una nueva tarjeta, odio que pase eso…

Ahora, se que me quedan esos malditos 56 centavos, y muero por escribirle… agarre dos veces el teléfono, fui a Escribir mensaje de Texto >> opciones >> borrar texto y tipie: eu… en que andas?

Antes de enviarlo, lo pensé otra vez… me dije a mi misma: que molesta soy. Y deje el teléfono otra vez contra el monitor. Fui a calentar el agua para un mate mas… tengo angustia oral y hace 24 horas, exceptuando los momentos en que dormir, me la pase comiendo… maldición! Tengo que comenzar a hacer dieta.

La cosa es que volví, tome el teléfono otra vez, fui a Escribir mensaje de Texto >> opciones >> borrar texto y tipie: eu… en que andas? Y si ya estaba escrito… ¿Por qué carajos volví a hacer lo mismo? (creo que le dicen automatización). Pero volví a pensar antes de enviar: Sabryna: deja de pensar, no te escribe… ¿porque le vas a escribir vos?

Y me sentí tan estupida… porque dejando nuevamente el celular junto al monitor, pensé en el agua hirviendo, que tendría que enfriar y volver a calentar porque me iba a quemar la yerba. Putee hacia mis adentros. Vi lo depresivo de la escena: silencio, el noticioso sonando desde la pieza, oscuridad total adentro y afuera, frío. La misma situación en primavera o en verano me llenaría de sonrisas porque con el mismo mate, o con una cervecita tomaría los almohadones amarillos del sillón, y miraría las estrellas eternamente tirada en el porch de mi hogar. Incluso, no estaría en casa… serian las 19 horas, aun de día y el mejor horario para vagar o para estar en la playa… no me preocuparía por enviar un mensaje, porque tendría la mente ocupada en otra cosa y no pensaría en un: ¿en que andará?

Ahora… 19:13 volví a tomar el teléfono…esta vez, lo revolee contra el monitor y fui por segunda vez a calentar el agua para mis amargos. Mientras ansiosa esperaba que el fondo de la pava deje de verse, levante aproximadamente 10 veces la tapa y me dije: dejate de joder y manda el mensaje de una vez por todas…

Y lo mande nomás… y me siento molesta, idiota y todas esas cosas que dije antes.

Tendría que ser verano, yo estar en la playa con todos los perdidos que desde febrero no veo, tomando mate y criticando la celulitis de la cuarentona, que obviamente cada año está mas cerca de los 50.

Tengan paz.

Sa. (Pelotuda con los mensajes de testo, si de testo.)





Nota: se que son las 21:00... pero no tengo internet hasta las 20:00 por ende escribo y pego, escribo y pego, escribo y pego... ¿se entendió? ^^)

Una vida abrazada a tu vida

Resfriada, cansada y en un patético estado febril, me tire un cachito en la cama… y cuando desperté, la angustia se mezclaba con un toque de ilusión. Al final, me doy cuenta de que odio estos sueños.

Cerré los ojos y al despertar fuiste lo primero que vi. Tenías la boca roja y me sorprendiste encontrándote durmiendo a mi lado. No supe si era real o si seguía soñando. Durante algunos segundos pude mirarte a gusto… recorrí tus cejas y las pequeñas líneas que se dibujaban alrededor de tus ojos. Tu rostro relajado al dormir ocultaba al manojo de nervios que soles ser despierto. Toqué tus labios y apenas mis yemas te rozaron, me miraste:

-Dormías tan lindo que no quise despertarte- me advertiste en un silencioso murmullo- tu vieja me abrió hoy temprano cuando se fue.

Cerraste los ojos, dejaste que te tape y tomaste mi cintura bajo las sabanas. Mientras que con una mano tomaba la tuya, con la otra seguía recorriéndote el rostro, tus ojos suaves y tristes y tu pelo que se adaptaba a las formas que a mi mano se le antojaba. Sonreías dormido y me hacías feliz teniéndote a mi lado.

Podía morir en ese instante y me bastaba.

Tan relajado, ni percibías mi sentir. Pasabas tu brazo por mi espalda, me acercabas a vos, oía tus latidos coordinándome los míos, tu tibio aliento en mi boca y tus piernas abrazando mis piernas. Rozando tu pie por mi pie, y una de tus manos al limite de mi sexo. En un nudo incomprensible éramos uno mientras vos ni cuenta te dabas y mi alma lloraba de pena, extasiándose, excitándose en una escena tan sensual como inocente.

El despertador nos regreso a la realidad, vos saliste del sueño y yo de la ilusión de quedarme una vida abrazada a tu vida…

¡Odio soñar así! Porque después hecha un racimo de pelotudismo escribo esta clase de cosas.

Me duele el oído cuando me atraganto de aire… es como que lleno la garganta y quiero pasar todo el oxigeno junto, pero se traba y me hace sentir morir del dolor.

Cuando uno enferma, delira… y no es de los mejores delirios que me agradan.

Intento callarme.

Tengan paz.

Sa. (¿Intento de Reina?)

24 julio 2008

A los 110 bailare una electrónica del mas allá.

Me muero de frío… hoy tal vez tendría que haberme quedado en casa mirando el techo o estudiando, pero aun así me fui con mis amigas a Saint Claire (Santa Clara para los amigos) donde no había un alma… nos sentamos en medio de un escenario gigante que hay en la rotonda que esta en el centro del pueblo. Entre mate y mate, llegue a la conclusión que no me importa donde este si estoy cerca de la gente que quiero con un mate, el silencio y el simple hecho de compartir. No importa el frío, no importa la desolación, no importa la carencia de dinero, ni de agua, ni de amor.

Odio ponerme sentimental, aunque en este último tiempo es lo que mas hago… ¿que hace uno cuando no quiere ponerse en pelotudo y aun así lo hace?

Ahora muero de sueño, los minutos no pasan y un paparulo en la TV habla del caño de Tinelli… ¿no hay otra cosa de la que hablar que no sea la celulitis de Pampita, o cuan engrasado estaba el caño?

Yo no creí que los 19 serian así… me quedan unos 4 meses para despedirme de ellos… pienso tirar la casa por la ventana, dejar bien en claro que despido del “1” adelante del todo por unos 80 añitos mas… claro, porque no pienso dejarme de romper las pelotas hasta los 110 mas o menos. Hoy en día una persona de 70 años es joven… imagínense que dentro de sesenta años mas: uno de 100 va a estar pila-pila bailando en la creenfeels una electrónica del mas allá, (con tonadita cordobesa). Aunque te digo –a vos sea quien sea que lees- que prefiero andar pogueando en alguna de las bandas basura que en el futuro imitaran al maldito Rock Barrial, o tal vez logren a fin clonar a Kenneth Ross y los Marmotas del Ritmo.

a ver como empezamos...

Buenas Noches… tal vez, esto no me dure mucho…tal vez sea un capricho mas de unos días y muera en el intento de esa cosa diaria de intentar hacer algo y siempre dejarlo en el intento.

Mi nombre es Sabryna S. Cortéz. Sa, para los amigos… Corte para algunos otros y Reina para los Delirantes de mi vida.

No pretendo ser muy molesta, al menos por hoy con toda esta cosa de las presentaciones, pero prometo contarles más de mí apenas aprenda a utilizar bien esta página.

Mi objetivo, con estos “Delirio Diarios” es poder hacer catarsis... quitarme la mochila un ratito y mostrar quien soy realmente para no cargar patetismos a mi otro espacio.

Creo que tengo mucho por contarles, veremos a quien le interesa.

Desde ya, bienvenidos a mi día a día.

Sa.

¿Quién Carajo soy?

Nací en una especie de ciudad muy lejos de mi ciudad actual el 14 de diciembre de 1988. Bajo el signo de Sagitario con ascendente en Leo.

Mis viejos, Sil y Ale, me nombraron Sabrina Soledad, sin saber que yo 7 años después con mucha determinación, cambiaria esa simplona “i” de mi primer nombre por una gran Y, para sentirme diferente, síntoma de inseguridad llamaron algunos, aunque en mi interior siempre supe que quería ser diferente a la Sabrina de esa nueva serie con la que hasta el día de hoy me atormentan.

La cosa es que… los primeros 5 años de mi vida, siendo hija única me crié bajo los gustos dados de parte de papá, mamá, abuelos y algunos de los tíos que aun estaban solteros. Cuando me estaba acostumbrando a esa vida y me pavoneaba con mis compañeritas de jardín “La Hormiguita Viajera” que empezaría primer grado en el Verbo de Pilar, mis viejos tomaron la mejor decisión de sus vidas por lo que hoy estoy realmente agradecida. Bolsito en hombro, una manito atrás y la otra adelante y los tres a Mar del Plata.

Sil, Alito, escuela, playa y amigos, se me pasaron los años y acá estoy, estudiando lo que me gusta con 19 años ya, mirando para adelante, rodeada de amigos que se convirtieron en familia. La familia de verdad quedo lejos, pero debo admitir que no abandonaría este lugar, que tome como mi ciudad.

Tal vez, mas adelante siga contándoles de mi…pero creo que es demasiado en una sola entrada…

Tengan paz.

Sa.

Se ha producido un error en este gadget.